Vecinos en firma de acuerdo en terrenos de Proyecto Dominga.


IMG 0383 540x350Proyecto Dominga apura el tranco y responde a cuarta tanda de preguntas
Publicado el 16 de febrero del 2017
Desde Oceana criticaron a la autoridad por dar espacio a nuevas aclaraciones, aunque la legislación lo permitiría.
(Diario Financiero) Andes Iron, minera controlada por la familia Délano, tenía un plazo de 45 días hábiles para dar respuesta a las dudas planteadas por las autoridades ambientales sobre Dominga, proyecto de hierro que pretenden desarrollar en la Región de Coquimbo. Pese a que había tiempo decidieron reaccionar con rapidez y el viernes -en la mitad del plazo- entregaron la denominada Adenda.

Este es el cuarto documento elaborado por la compañía para aclarar las interrogantes planteadas por diversos servicios públicos, en el marco de la tramitación ambiental de la iniciativa en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

En la Adenda, que tiene una extensión de 82 páginas, la firma acoge las recomendaciones de la autoridad, muchas de ellas referentes a la realización de monitoreos de especies animales como el pingüino de Humboldt.

También la autoridad solicitaba mayores antecedentes sobre el resguardo del medio marino mediante barreras o el número de viajes máximos de concentrados al puerto, todo también aceptado por la compañía.

Una vez recepcionadas las precisiones, los servicios con competencia ambiental deberán pronunciarse si aceptan las propuestas hechas por la empresa o no. Hasta ayer, por ejemplo, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de la Región de Coquimbo comunicó su pronunciamiento conforme respecto al proyecto Dominga.

La iniciativa de hierro pretende ubicarse en la comuna de La Higuera y contempla una inversión superior a los US$ 2.000 millones.

Es por eso que, en paralelo, la compañía buscaba alternativas de financiamiento en caso de ser aprobados los permisos ambientales para ejecutar el proyecto.

El mes pasado, cuando se conoció que la autoridad presentaba por cuarta vez interrogantes sobre la iniciativa -en un documento denominado ICSARA- la compañía comentaba que esperaban que esto no modificara sus planes.

“En nuestra opinión, el ICSARA fortalece el proceso institucional y robustece nuestro Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”, declararon en su minuto.

Según comentó el presidente ejecutivo de Andes Iron, Iván Garrido, a medios locales, esperaban concretar el financiamiento para desarrollar la mina durante el primer trimestre de este año.

Asimismo, tampoco se alterarían las estimaciones de la empresa de comenzar las obras tempranas de la iniciativa en agosto de este año, de ser aprobado ambientalmente.

Las objeciones de Oceana

La organización de conservación marina, Oceana, criticó que la evaluación ambiental haya considerado una cuarta instancia de consultas y aclaraciones.

“En los procedimientos de evaluación ambiental actuales, no se encuentra contemplada una Adenda 4, de modo que si no se logra ajustar un proyecto previamente, este debe ser rechazado”, opinó la directora ejecutiva de Oceana Chile, Liesbeth van der Meer.

Añadieron que “en el caso de Dominga, las observaciones de los servicios públicos han sido contundentes y muchas de las preguntas todavía no han sido respondidas por el titular. A pesar de eso, el SEA abre un nuevo ICSARA, omitiendo gran parte de estas preguntas”.

Para el abogado de Jara Del Favero, Rodrigo Benítez, “no existe ningún problema legal en emitir un cuarto ICSARA ya que el proyecto se evalúa de acuerdo al reglamento antiguo porque ingresó al SEIA en septiembre de 2013”.

“Por ello, existiendo aún plazo para evaluar el SEA ha actuado dentro de sus atribuciones”, agrega el también ex subsecretario de Medio Ambiente.
http://www.mch.cl/2017/02/16/proyecto-dominga-apura-el-tranco-y-responde-a-cuarta-tanda-de-preguntas/

Compartir esta noticias en:

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter
[Ver Conflicto en BD]