Noticias sobre conflictos mineros

AUDITORIA AMBIENTAL AL PROYECTO KORI KOLLO

Comparte esta noticia en sus redes sociales:

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
CHIWANKU Nº 455
CENTRO DE ECOLOGIA Y PUEBLOS ANDINOS (CEPA)

El pasado 28 de julio de 2008 se firmó la orden de proceder para la realización de la Auditoria Ambiental a la concesión minera "Kori Kollo" de la Empresa Minera Inti Raymi S.A. subsidiaria de la Newmont.

Al día siguiente también se firmó el contrato modificatorio entre la empresa Auditora y el Viceministerio de Biodiversidad, Recursos Forestales y Medio Ambiente. Con estos procesos administrativos la ejecución de la Auditoria Ambiental tendrá un lapso de diez meses para concluir y emitir un dictamen

Si bien es cierto que es la primera Auditoria Ambiental a una operación minera a nivel de Bolivia, también hay que recordar que este proceso duró 5 años y siete meses aproximadamente desde la denuncia hasta la orden de proceder; veamos como fue el proceso:

* El 18 de diciembre de 2002, comunarios de Toma Toma (municipio de Toledo) y Santo Tomas distrito Challacollo (municipio de El Choro) solicitaron a la Dirección Departamental de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Prefectura de Oruro, realizar una inspección al área de operaciones del proyecto "Kori Kollo" por una posible contaminación.

En la inspección la Autoridad Ambiental departamental verifica la infracción cometida a la normativa ambiental por la empresa Inti Raymi.

* Como son el rebalse de las aguas de las lagunas de evaporación/infiltra ción y el nivel elevado de la salinidad y presencia de metales pesados.

Por ello en enero de 2003 la Dirección de Recursos Naturales y Medio Ambiente solicita la realización de una Auditoria Ambiental al proyecto "Kori Kollo" al Viceministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente.

* Posteriormente los comunarios se movilizaron y presentaron más de 50 denuncias a la autoridad ambiental nacional y producto de ello el 11 de marzo de 2004 el Viceministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente emite una Resolución Administrativa Nº 010/04, instruyendo la realización de la Auditoria Ambiental a la concesión minera "Kori Kollo" de EMIRSA.

* En Agosto de 2004, después de una convocatoria pública el consorcio ARCADIS – Ecología y Empresa se adjudican la realización de la Auditoria Ambiental , pero por vínculos con EMIRSA (Newmont) son descalificados y se declara desierto la licitación.

*En diciembre de 2004, a solicitud expresa de Inti Raymi se cambia los Términos de Referencia (TDRS), reduciendo el área de estudio y limitando su alcance a la sola verificación de los documentos ambientales, dejando fuera las denuncias y reclamos de las comunidades. Esto genero protestas y rechazo.

*En marzo de 2005 ante la exigencia de las comunidades se implemento un plan de recepción de denuncias y reclamos de los cuales 791 serán incorporados en la auditoria.

*El 26 de septiembre de 2005, a través de la Resolución Administrativa Nº 131/05 del Viceministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente el consorcio Dillon – Ecología y Empresa se adjudica la ejecución de la Auditoria Ambiental al proyecto "Kori Kollo"

*Entre marzo y abril de 2007, se inicia un proceso de concertación de un contrato modificatorio orientado a garantizar la independencia e imparcialidad de la auditoria, un alcance que considere los 791 reclamos de contaminación y la transparencia del proceso ambiental mediante mecanismos de facilitación, información generada y una fiscalización adecuada. (Ampliar el área hasta las 4 provincias).

*Desde la concertación de dicho contrato modificatorio en junio de 2007, los posteriores rechazos para el inicio de la Auditoria Ambiental se debieron a la poca seriedad del consorcio adjudicado (Dillon-Ecologí a y Empresa) que no cumplió oportunamente con el deposito de las boletas de garantía para la firma inicio de la auditoria.

La principal cuestionante en este proceso ha sido la independencia. Aquí surgen varias interrogantes que valdría la pena enumerarlas. ¿Por qué se descalificó al consorcio ARCADIS – Ecología y Empresa?
Por tener vínculos con EMIRSA

¿Por qué no se hizo lo mismo con el consorcio Dillon – Ecología y Empresa? Se conoce que la Universidad Mayor de San Andrés ha tenido relaciones laborales con EMIRSA y es la que efectuará la inspección y seguimiento
¿Cómo se asegura su independencia? .

Es importante manifestar que la Auditoria Ambiental se debe sobre todo a las exigencias de las comunidades por ejercer sus derechos. Sin embargo en este proceso no solamente actuaron las autoridades ambientales, sino que hubo otros actores que influyeron de manera determinante en la realización de la Auditoria.

Es el caso del antecedente del derrame de petróleo en el río Desaguadero por la empresa Transredes (no olvidemos que fue la primera Auditoria Ambiental en Bolivia) y fue en la misma zona.

Por ello los comunarios tenían el antecedente de la Ley de Medio Ambiente y sabían que el no cumplimiento se podía sancionar con una Auditoria.

Por otro lado algunas organizaciones no gubernamentales jugaron un papel muy importante en la socialización y concientizació n de los derechos y justicia ambiental con los comunarios en diferentes eventos como los seminarios, cursos, paneles debate y reuniones e incluso se realizaron publicaciones de trabajos de investigación que dieron muchas luces en la resolución del conflicto.

También los medios de comunicación influyeron en la generación de información, sensibilizació n e hicieron un seguimiento constante al conflicto. En muchas oportunidades los periodistas estaban junto con los comunarios en las áreas afectadas y denunciadas.

Por todo ello es importante esta reflexión, para que se entienda que fue un proceso en el que hubo muchos actores involucrados para sacar adelante la Auditoria Ambiental. Creemos que este proceso ha finalizado en su primera etapa; ahora se inicia otra etapa que es la ejecución propiamente.

En ella el concurso de las diferentes instituciones como de los comunarios será vital, pues el control y la fiscalización no se pueden dejar en segundo plano.

En esta etapa se trabajaran estrictamente en aspectos técnicos y para ello el apoyo de las instituciones ambientalistas y profesionales especialistas en el área será importante y fundamental. No olvidemos que se medirán parámetros cuantitativos y cualitativos que pueden ser sujetos de manipulación.

Una vez finalizada la Auditoria Ambiental viene el cumplimiento del dictamen, que puede ser económica, técnica o social.

Ojala que esta pueda efectivizarse en el tiempo estipulado por la Auditoria. No quisiéramos que ocurra como en el caso de Transredes cuando la empresa auditora hace alrededor de 30 recomendaciones y hasta la fecha no han cumplido ni siquiera tres.Esperamos que las diferentes empresas susceptibles de contaminar asuman esta experiencia de manera positiva y que realmente ejecuten una gestión ambiental que prevenga la emisión de contaminantes.

Llegaremos algún día a que un proceso de auditoria sea parte de cualquier actividad.
JoomSpirit