Noticias sobre conflictos mineros

La bonanza del oro y la contaminación de los ríos amazónicos

Comparte esta noticia en sus redes sociales:

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Ante esta realidad de contaminación del mercurio en nuestros ríos y conociendo los riesgos de salud para la población nos preguntamos ¿Qué están haciendo las autoridades nacionales y departamentales para conocer, comprender y actuar sobre esta situación?

Las cifras oficiales difundidas por autoridades nacionales dan cuenta que Bolivia pasa por una etapa de bonanza del oro ya que han aumentado las exportaciones y las divisas para el país. Según datos del INE, las exportaciones del mineral y sus concentrados han totalizado 12,09 millones de dólares por 5.5. Toneladas entre enero y julio de 2012. Estas cifras reportan un inusitado crecimiento del valor del 927%, en relación al año 2011, informó el Gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez(1). Este dato, importante para los ingresos económicos del país contrasta con otra realidad poco conocida y escasamente difundida que es la contaminación de los ríos y de los peces hasta llegar a los seres humanos a consecuencia de la amalgama de mercurio metálico utilizado para la separación del oro de la arena.

Una buena parte de la producción del oro en el país proviene de la explotación aluvial y en vetas cercanas a los ríos en la Amazonía. Precisamente en las cabeceras de las grandes cuencas amazónicas son zonas de explotación aurífera que arrojan mercurio en los ríos adyacentes. Precisamente la zona aurífera de Tipuani, en la Provincia Larecajas de la Paz, surcan los ríos de Tipuani y Challana que forman el rio Mapiri, luego cerca de Teoponte se une con el rio Coroico para formar el rio Kaká, principal afluente del rio Beni; este último atraviesa todo el Departamento del Beni pasando por Rurrenabaque, Riberalta hasta confluir con el Madera cerca del Municipio de Guayaramerin. En todo este trayecto es probable la contaminación del mercurio a los peces y a las poblaciones que los consumen.

También se explota oro succionando arena y agua; y se amalgama con mercurio, en Barcazas también denominadas Dragas o Balsas en las cuencas formadas por los ríos Madre de Dios, Beni, Orthon y el Madera, ubicados en norte amazónico, en los departamentos de La Paz, Pando y Beni. En la última semana del mes de Agosto una Comisión del Sexto Distrito Naval del Municipio de el Sena, con el Comando Conjunto amazónico constató la presencia de 89 Barcazas o Dragas en el rio Madre de Dios desde el Sena hasta el Chive. Según la información proporcionada por Jorge Espinoza Comandante del Comando Conjunto, 50 dragas tenía licencias y eran presumiblemente legales y 39 eran ilegales porque no tenían licencia. Además informó que se decomisaron 5 rifles calibre 22 destinado a la caza ilegal en la reserva Manuripi. También se decomisaron 5 radios de comunicación y una motosierra(2).

En la misma zona el 23 de agosto de este año fue reportado como desaparecido el joven Alex, Novoa Avellaneda, quien prestaba sus servicios en una embarcación dedicada a la extracción del oro en el rio Madre de Dios. Un día después su cadáver fue rescatado rio abajo por el grupo SAR-FAB y entregado a sus familiares(3). Se conoce, en lo que va de este año extraoficialmente, la muerte de 3 personas que trabajaban en estas Barcazas. Estos hechos demuestran que las Dragas no tienen la más mínima seguridad laboral, porque no cuentan con el equipamiento adecuado que evite este tipo de contingencia que enlutan a las familias de la región. Lo más probable es que los trabajadores no cuentan con un contrato de trabajo ni seguro médico, ni un seguro de vida para una actividad altamente peligrosa.

Lo cierto es que la cantidad de dragas, en solo una zona, del rio Madre de Dios es preocupante por la cantidad indeterminada de mercurio que se está derramando sobre el lecho del rio. Este dato, nos muestra un crecimiento inusitado de dragas en grandes ríos de la cuenca amazónica desde la creación de la Empresa Boliviana del Oro con sus oficinas en Riberalta. Es decir que el Estado está promoviendo la explotación del oro en la región amazónica legalizando esta actividad pero sin prever las consecuencias negativas sobre el medio ambiente y la salud humana.

Para agravar esta situación, es de conocimiento público, que la gran explotación aurífera del departamento de Madre de Dios del Perú, arroja más de 30 toneladas anuales de mercurio sobre el rio Madre de Dios, contaminando cientos de kilómetros rio abajo en el departamento de Pando y Beni. Hasta, el momento no se conoce ninguna representación diplomática de nuestro país para reclamar la contaminación de aguas de curso internacional, lo que nos parece un desconocimiento de esta realidad o una omisión de parte de las autoridades pertinentes.

Lo que la población debe saber, es que el mercurio contamina los peces y estos contaminan a quienes los consumen. Como es sabido, todos los pobladores que viven a las orillas de los ríos Beni, Madre de Dios y Orthon y sus áreas de influencia, tienen como fuente alimenticia principal la carne de pescado. Casi el 100% de la pesca comercial de estos ríos está destinado a los consumidores de las poblaciones amazónicas de Cobija, Porvenir, Puerto Rico, El Sena, Riberalta y Guayaramerin que en su conjunto se puede hablar de una población de más de 200 mil habitantes que pueden ser susceptible de consumir pescado contaminado.

El mercurio se utiliza para amalgamar el oro y una buena parte acaba en el lecho de los ríos. Una vez en el ambiente acuático es metilado e ingerido por organismos bentónicos que a su vez son devorados por los peces hasta acabar en el consumo humano lo cual lo convierte en serio riesgo de salud.

Los efectos de la contaminación del mercurio son graves y la población debe saberlo. Es un metal tóxico que una vez ingerido se acumula cerca del 7% y se deposita en diferentes partes del cuerpo humano. Principalmente afecta a órganos como el hígado, los riñones y el corazón, provocando diferentes alteraciones en ellos. Pero también afecta a las articulaciones, al tracto intestinal, a los huesos, a la sangre y especialmente a todo el sistema nervioso incluido el cerebro(4). Este metal una vez depositado en el cuerpo no es posible extraerlo por lo que se queda contaminado para siempre. Inclusive las madres contaminadas con el mercurio traspasan al feto a través de la placenta y al bebé a través de la leche materna, por procesos hormonales.

Los principales y primeros síntomas del envenenamiento con mercurio son depresiones leves, temblores en las manos, pies y manos fríos, perturbaciones del sueño, entumecimiento, colesterol alto, pérdida de memoria, fatiga y problemas de las articulaciones(5).

Lo más grave del efecto del mercurio en nuestros cuerpos es que puede generar cáncer. Los científicos que estudian los efectos del mercurio explican de que "muchos cánceres y enfermedades infecciosas son un intento del cuerpo de inmovilizar las neurotoxinas que tenemos todos en nuestro cuerpo”(6). En el centro de muchos tumores se han detectado concentraciones elevadas de neurotoxinas, especialmente de mercurio.

Ante esta realidad de contaminación del mercurio en nuestros ríos y conociendo los riesgos de salud para la población nos preguntamos ¿Qué están haciendo las autoridades nacionales y departamentales para conocer, comprender y actuar sobre esta situación? Porque aquí se está planteando un problema que afecta y pone en riesgo la salud pública de las poblaciones amazónicas.

Lo primero que debe hacer el Estado Plurinacional es una investigación a profundidad sobre la actividad minera aluvial y en veta y la contaminación del mercurio en los ríos amazónicos, su afectación a los peces y a la población consumidora de pescado.

Segundo, la nueva ley minera que está en proceso de construcción para su aprobación en el Legislativo y la reglamentación respectiva debe incorporar normas para regular la explotación aurífera en los lechos de los ríos y en vetas adyacentes a cauces de agua. Es necesario regular y restringir el uso del mercurio para actividades mineras porque pone en riesgo la salud humana. Además se debiera obligar a los Oreros a incorporar tecnología adecuada sin utilizar mercurio. Los alcances de la ley, sobre este tema especifico y sobre la minería en tierras bajas en general, se la debe establecer con profesionales especializados en el tema, pero fundamentalmente es necesario el debate y la participación de las poblaciones que están siendo afectadas por la contaminación del mercurio. Los legisladores del Estado Plurinacional y en especial los de tierras bajas amazónicas tienen que actuar en consecuencia porque están interpelados por la realidad en defensa de la vida y la salud humana más allá de los intereses económicos.

Tercero, la Cancillería de la República tiene la obligación ineludible de recabar toda la información respecto a la contaminación del mercurio proveniente de la gran explotación aurífera realizada en el Departamento de Madre de Dios en la republica del Perú que está afectando nuestros ríos y poblaciones amazónicas; y efectuar un reclamo consistente y contundente para evitar que esto siga ocurriendo. Sirve de ejemplo y de referencia los reclamos de Argentina respecto a la contaminación del rio de la Plata a consecuencia de las fábricas de papel en el Uruguay

Cuarto, respecto a las balsas y dragas que explotan oro aluvial de forma indiscriminada sin licencia de funcionamiento, las autoridades competentes debieran actuar de forma inmediata en la paralización de actividades mineras porque son ilegales (Sirve de ejemplo, conocer que en el Perú, sus Fuerzas Armadas destruyeron más de 100 Dragas por ilegales entre los años 2009 y 2011) En el caso de las Dragas que tienen licencia habría que saber si son licencias otorgadas por las entidades competentes del Estado Plurinacional y si cuentan con toda la documentación correspondiente. Es necesario saber si tienen licencia ambiental otorgada por la institución correcta, sí están pagando impuestos y regalías de forma legal, si se están aplicado las normas de seguridad laboral, etc. También, es necesario que las comisiones de inspección, verificación y fiscalización amplíen las áreas de cobertura en todas las cuencas del norte amazónico porque solamente se ha verificado una zona y no se tiene información fidedigna de la situación en el resto de las rutas fluviales de los demás ríos.

Finalmente hay que decir que más importante que la bonanza del oro, que las divisas y la balanza comercial del país es la salud de nuestros pueblos que es invalorable y no tiene precio. Dicho de otro modo, la vida y la salud de nuestro pueblo vale más que todo el oro del mundo. Por eso la responsabilidad de nuestras autoridades del Ministerio de Minería y el Ministerio de Salud y Deportes es la de tomar medidas y decisiones al respecto. De igual forma, nuestras autoridades legislativas en especial los de tierras bajas tienen la obligación de meterse en este asunto, inspeccionar las áreas de explotación mineras y fiscalizar las actividades ilegales de la minería en tierras bajas.

Notas

(1) Cifras revelan que en Bolivia se registra la "Bonanza del oro”. El diario. 9 de septiembre de 2012.
(2) Entrevista a Jorge Espinoza Comandante del Comando Conjunto Amazónico. Canal 11-UNITEL-Cobija, 27 de Agosto de 2012
(3) Noticias de Riberalta, 29 de Agosto de 2012.
(4) La intoxicación por metales pesados y su eliminación a través de remedios naturales. Ulf Laubstein.
(5) Del libro: "Mercury and its effects on environment and biology de Astrid – Helmut Sigel”
(6) Yoshiaki Omura. Citado por ULF Lausbtein.

Bibliografía

1.- La intoxicación por metales pesados y su eliminación a través de remedios naturales-20/10/06 Por Ulf Laubstein (Ecoportal). Este artículo está basado en los estudios y las conferencias del médico Dietrich Klinghardt M.D., Ph.D., que lleva investigando ya muchos años en estos temas, apoyándose además en los cerca de 10.000 estudios relacionados con la toxicidad del mercurio.
2.- Mercury and its effects on environment and biology de Astrid – Helmut Sigel
3.- Minería en Tierras Bajas de Bolivia. Alicia Tejada Soruco. CEDIB. 2012

JoomSpirit